.Casos de obra

02-07 Bidim en el Alteo de la RN°7 en La Picasa

El recrecimiento del terraplén permite nuevamente el cruce directo de la laguna

Proyectista Cadia S.A. - Dirección Nacional de Vialidad
Contratista Homaq S.A.
Ejecución Ene 2006 - Feb 2007

Descripción de la obra

Lluvias extraordinarias producidas durante los años 1998 y 1999 elevaron el nivel de la laguna La Picasa, en el sudoeste de la provincia de Santa Fé, e incrementaron significativamente su superficie. El desborde afectó un tramo de aproximadamente 10 km de la Ruta Nac. Nº 7 que une Bs As con Mendoza, y a través del túnel Cristo Redentor, a la Argentina con Chile.

Al mantenerse la inundación de la calzada, que en algunas zonas llegó a cubrir con más de dos metros de agua la rasante, el corte de la ruta se transformó en permanente, así como el uso de un extenso desvío sin condiciones para tránsito 

Las obras hidráulicas proyectadas y construídas permitirían regular el comportamiento de la laguna, aunque no resolver el anegamiento de la traza vial, por lo que a fines del 2005 la Dirección Nacional de Vialidad (D.N.V.) llamó a licitación para la ejecución de las obras de alteo y reconstrucción de la calzada. De este modo se rehabilitó definitivamente el cruce directo sobre la laguna de una ruta de de vital importancia para la economía del país.

Problema a solucionar

El proyecto de reconstrucción contemplaba sobreelevar la rasante en aprox. 2 m respecto de su nivel original, dejándola a salvo de futuros anegamientos, para finalmente construir una nueva calzada de 7,30 m de ancho.

La obra de alteo del terraplén se ejecutó a partir de dos pedraplenes laterales que contendrían el relleno realizado con suelo limo-arcilloso de la zona. Como estas contenciones en piedra deberían ser capaces de proteger la nueva traza del oleaje que se produciría en la laguna, se dispuso roca de dos granulometrías diferentes, calculándose su cara expuesta como un rip-rap.

El diseño adoptado para el alteo implicaba el riesgo de pérdida del suelo del núcleo del terraplén por los intersticios de los enrocados laterales, por lo que debía establecerse una barrera filtrante permanente que lo impidiera.

Solución adoptada

La adopción de un geotextil no tejido como filtro sintético se basó en la sencillez de su instalación, que evitaba agregar una nueva dificultad a las severas condiciones constructivas con las que se desarrolló la obra. El geotextil debería garantizar no sólo una óptima separación entre materiales de tan diferente granulometría, sino también el drenaje del núcleo del terraplén ante eventuales oscilaciones del nivel de la laguna. Se establecieron de tal modo exigentes propiedades hidráulicas y mecánicas para geotextil a emplearse.

La elección recayó sobre un geotextil no tejido de filamentos continuos de poliéster Bidim RT 21 (de 21 kN/m de resistencia a la tracción), del cual se emplearon aproximadamente 140.000 m² para la totalidad de la obra.

Ventaja de la solución adoptada

Las características físicas y las propiedades mecánicas e hidráulicas del Bidim RT 21 fueron determinantes al momento de su elección. En efecto, el hecho de estar constituido por filamentos de poliéster, polímero éste más pesado que el agua, facilitó su instalación en condiciones sumergidas. Asimismo su flexibilidad y la continuidad de sus filamentos, le permitieron adaptarse fácilmente a la superficie irregular de apoyo, absorbiendo al mismo tiempo los elevados esfuerzos de punzonado, tracción y rasgado que previsiblemente ocurrirían durante el proceso constructivo y a lo largo de la vida útil de la obra.

.Galeria

Reciba Noticias sobre nuestras soluciones